La compañía japonesa Honda, una de las más destacadas tecnologías de investigación y desarrollo de todo el mundo, que permiten alcanzar la llamada movilidad sostenible, tiene la intención de seguir creciendo en la conversión de energía eléctrica en gran parte de su gama de automóviles.

Por ahora siguen dando fuerza a la forma híbrida, pero cada vez se dan más noticias de las nuevas inversiones en materia de electricidad. Tal es el caso del coche de micro-eléctrico, el Honda Micro Commuter, que refuerza la nueva fórmula de movilidad gracias a una plataforma modular. Obtener un producto versátil, que se adapta a diferentes aplicaciones y controladores, es esencial en ciudades de con grandes congestionamiento de tráfico, como sucede en muchos lugares de Japón.

FCX Clarity

Sobresale en esta exposición su sistema de propulsión de hasta 20 CV (15 kW) con un alcance de 60 km, llegando a alcanzar una velocidad máxima de 80 km/h y un tiempo de carga de tres horas. Sus gerentes sueñan con la instalación de células fotovoltaicas para la generación de energía auxiliar, con el fin de alimentar a la centralita para la instrumentación, el GPS y la batería, entre otros elementos.

La compañía japonesa amplía su espectro de potencia y tiene sus raíces en el coche deportivo con el EV-STER, ya que presenta las innovaciones con el FCX Clarity, el primer coche eléctrico que funciona con una pila de combustible alimentada por hidrógeno.