En el Salón de Los Ángeles fue presentado el Toyota Mirai, una berlina de cuatro puertas de aspecto futurista que utilizará el hidrógeno como combustible, con 0% de emisiones y el cual permitirá una carga mucho más rápida y una mayor autonomía que los vehículos que usan baterías eléctricas. Saldrá a la venta en Japón el próximo 15 de diciembre y espera que se convierta en el primer vehículo de pila de combustible de hidrógeno en el Reino Unido, con un precio de £ 63.104, preparando el lanzamiento a la venta para otoño de 2015 tanto en dicho país como en Alemania y Dinamarca.

El tamaño del nuevo Toyota Mirai será similar al de vehículos como el Pasant, el Mondeo o el Insignia, con un total de 4,89 m de largo. Su motor eléctrico estará dotado de 155 CV de potencia y 355 Nm de par máximo, que recibirá la electricidad generada a partir de la pila de combustible de hidrógeno. Será capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 9 segundos y tendrá una velocidad máxima de 180 km/h. Su depósito tendrá una capacidad de almacenaje de 122,4 litros de hidrógeno, lo que le permitirá una autonomía de 483 km, suficiente para no tener que preocuparse por quedarse sin combustible. Además, solo será necesario 5 minutos para reponer el combustible.

Interior futurista del nuevo Toyota Mirai

El aspecto futurista del exterior del vehículo también se refleja en el interior del vehículo, el cual también sorprende por su aspecto lujoso, gracias a las formas del salpicadero y las múltiples pantallas con teclas táctiles electroestáticas. La consola central es totalmente digital, percibiéndose un gran parecido al Prius en aspectos como la forma de la palanca de cambios.

Con respecto al espacio interior, se podría calificar de suficiente. La altura de los asientos permite un gran espacio para las piernas sacrificando parte del espacio de altura para las cabezas, el cual es bastante justo. El espacio del maletero también es razonablemente grande, con una capacidad de carga de 371 litros.

El nuevo Toyota Mirai saldrá a la venta en Japón el próximo 15 de diciembre. A partir de septiembre de 2015, también estará a la venta en Estados Unidos en la primera mitad del próximo año y, a partir de septiembre, también se lanzará al mercado en Reino Unido y Dinamarca. En Estados unidos, el precio de venta será de 57.500 dólares, aunque habrá ayudas disponibles para reducir el alto costo hasta en 13.000 dólares. En Alemania costará 66.000 euros más impuestos. Se espera unas ventas de entre 50 y 100 unidades cada año, tanto en 2015 como en 2016. En 2017 se espera ampliar el mercado a otros países de Europa y, por tanto, incrementar sus ventas.